Skip to main content

Fe, Razón y la Historia de la Tierra de Leonard Brand y Arthur Chadwick

Si quisiéramos escribir “una introducción a una manera de pensar sobre los orígenes”, lo más probable es que termináramos redactando un material similar a “Fe, Razón y la Historia de la Tierra” de Leonard Brand y Arthur Chadwick. Estos autores, para quien no los conozca, son científicos adventistas que nos presentan su visión sobre los orígenes de la Tierra y la vida.

Al leer el material, se observa que hay ciertos capítulos en los que se reflexiona sobre lo que es la Ciencia, sus límites y la relación con la Fe. Como consecuencia, se elaboran ciertas unidades vinculadas con la evolución. Algunas de ellas muy instructivas para posicionarnos sobre esta hipótesis. Para finalizar, el libro termina a lo grande con un análisis del registro geológico y la edad de la Tierra.

Es un material excelente que se nos ofrece en formato digital de forma gratuita (pinchar para visualizar y descargar) y que todo estudiante cristiano debiera leer y sobre el que reflexionar. Se puede sintetizar el libro en el siguiente párrafo (531):

Que una persona piense que vale la pena dedicarse a una teoría intervencionista de un registro geológico de corta edad, depende en gran medida de saber si tiene más confianza en la comunicación de Dios mediante la Biblia o más confianza en las teorías científicas humanas contemporáneas sobre la historia de la tierra. La explicación del registro fósil es importante para el cristiano por sus implicaciones para la naturaleza y el futuro de la humanidad. Si la vida es el resultado de la evolución (ya sea la evolución naturalista o la evolución teísta), entonces los humanos han estado evolucionando y mejorando. La humanidad no cayó desde un estado perfecto, y no se necesita un Salvador para redimirnos. Pero si la vida, incluidos los humanos, fue creada perfecta y los seres humanos cayeron de ese estado perfecto, entonces el relato bíblico de un Salvador que murió para salvarnos significa todo para nosotros.

Léelo y da razones a tu Fe.

Deja un comentario